viernes, 25 de febrero de 2011

Muriel santa ana en "un año para recordar"


  • Este lunes, la tira de Telefe contará con su participación, interpretando una fiscal que investiga la muerte de Víctor, el personaje de Rafael Ferro.
  • Además, debe de descifrar la conexión entre los protagonistas de la historia, Carla Peterson y Gastón Pauls

Albertina Busaniche, la fiscal que investiga la muerte de Víctor (Rafael Ferro), será el nombre del personaje con el que Muriel Santa Ana irrumpirá en Un año para recordar, este lunes por Telefe.

Además de desentramar el trágico episodio, ata cabos sobre la conexión entre Dante (Gastón Pauls), y Ana (Carla Peterson), quien se despierta en la cárcel dos semanas después de haber asesinado a su esposo, viviendo el 2011.

El presente es desalentador; Dante está desaparecido, Isabel (Julieta Ortega) se adueñó de su casa y Mariano Ocampo (Gonzalo Valenzuela) está muy cerca de quedarse con el supermercado.

Nada está ocurriendo como Ana lo esperaba y aquella segunda oportunidad que le había dado la vida parecía haber terminado.

Sin embargo y para su sorpresa, le informan que está embarazada.

Un año para recordar, va de lunes a jueves a las 22 hs, por Telefe.


Campanella en "Un Año Para Recordar"


A un año de haberse consagrado con el premio máximo de la industria cinematográfica, el Oscar, Juan José Campanella revivió ese momento con un cameo en “Un año para recordar”, la ficción que se emite por Telefe.

El multipremiado director aceptó la invitación de la producción de la comedia para realizar un cameo para hacer de sí mismo, y representando los días previos a la obtención de la codiciada estatuilla.

Campanella estuvo nominado con “El hijo de la novia” y alcanzó la gloria con “El secreto de sus ojos”, el filme más taquillero de los últimos años, protagonizado por Ricardo Darín, Soledad Villamil y Pablo Rago.

Hoy, Juan José grabó junto al elenco de “Un año para recordar” y su aparición tiene que ver con el personaje de Eleonora Wexler, Mica, quien aprovechará el don de Ana, Carla Peterson, para volver un año en el tiempo y cruzarse con el director en el supermercado Grande. Ella le adelantará que ganará el Oscar y le recordará que actuó como extra en ese filme.

jueves, 24 de febrero de 2011

Carla Peterson fue a ver "Boccato di Cardinale"


En medio de las grabaciones de "Un año para recordar" , la actriz fue a ver el musical homenaje a Rita Pavone, "Boccato di Cardinale" al teatroMaipo.

"Boccato di Cardinal"e, está protagonizado por Ivanna Rossi y Omar Calicchio. Está compuesto por viejas canciones de los años sesenta de lacantante Rita Pavone y el cantante italiano Claudio Villa. La historia giraalrededor de los deseos, los instintos primarios, el humor, el amor y la comprensión convirtiendo la propuesta en una obra totalmente musical.

Carla Peterson Vuelve al 2011; presa


Ya hacia el final del capitulo de esta noche y, concretamente, en el episodio del lunes que viene, “Un año para recordar” volverá a sorprender con un giro inesperado en la trama.
Ana (Carla Peterson) regresará en el tiempo y volverá al 2011 y acusará al Angel de la fuente, porque la segunda oportunidad que le dieron sólo le sirvio para estar peor.
Sin embargo en la actualidad se encontrará presa, en la cárcel, por el asesinato de su marido Víctor (Rafael Ferro), se enterará que la vida actual de sus diferentes compañeros es mucho peor de lo que esperaba.
Será una tremenda encrucijada para la protagonista que sigue sin saber el paradero de Dante (Gastón Pauls), y que será/ indagada por una dura fiscal. Ese rol estará a cargo de Muriel Santa Ana, en una participacion especial.
Una gira en la trama y un desafío para no perderse esta comedia romántica y fantastica, de Underground y Endemol, que anoche promedió cerca de 17 puntos, convirtiendose en lo mas visto de Telefe.-

martes, 8 de febrero de 2011

Astrología y numerología marcan el destino de Carla Peterson en la televisión


Este martes, a las 19, Telefe presentará en La mansión del Hotel Four Seasons, la nueva creacion de Sebastian Ortega , “Un año para recordar”, la comedia romantica y fantastica, coproducida por Underground y Endemol, que mostrará por primera vez en la TV argentina, una historia de amor, que los protagonistas (Carla Peterson y Gaston Pauls) deberan vivir , a través de un viaje en el tiempo, que les deparará el destino.
La fecha elegida para el estreno será el 14 de febrero, Día de San Valentin, mundialmente conocido como “dia de los enamorados”, al que la trama hará alusión directa.
El tema de fechas y posibles “viajes” en el tiempo, fue estudiado minuciosamente por Silvina Fredjkes y Patricio Vega, sus autores, que investigaron todo lo concerniente a esta temática tan de moda hoy, relativa al destino y lo que sucedería en los próximos años, que en algunos casos, hablan del comienzo de una nueva era. De hecho, una astróloga muy reconocida, Ana Bilski, los ha asesorado, en lo concerniente al tema astrológico y numerológico, que también formará parte de esta creativa trama de ficcion, que tanta expectativa genera viniendo de parte de los mismos creadores y productores de las exitosas y multipremiadas “Lalola” y “los exitosos Pells”. El elenco está encabezado por Carla Peterson, Gaston Pauls, Eleonora Wexler, Rafael Ferro, Julieta Ortega , Gonzalo Valenzuela, Florencia Raggi, Valentina Bassi y Osvaldo Santoro, a quienes se les sumaran como actores invitados, Boy Olmi y Muriel Santa Ana, entre otras grandes figuras
“Un año para recordar” fue presentada, con gran exito, dias atras en NATPE, una de las Ferias de TV mas importantes del mundo, que tuvo su sede, este año, en Miami.-

"El protagonizta de la tira, es el tiempo"


La actriz Carla Peterson, quien desde el lunes 14 a las 21.30 encabezará por Telefé una nueva apuesta de la ficción local con el estreno de la comedia “Un año para recordar”, aseguró que “el protagonista de esta tira es el tiempo”.
En esta historia todos los personajes jugamos con el tiempo, con el antes, con el después, con el pasado, con el futuro y eso genera una manera distinta de contar las peripecias o las situaciones que vivimos”, aseguró Peterson en charla con Télam.

La rubia y dúctil intérprete que en la pantalla chica brilló en “LaLola” y “Los exitosos Pells”, concretará con “Un año para recordar” su tercer trabajo con Sebastián Ortega y la productora Underground.
Al observar esta continuidad, Carla señaló que “al principio trabajamos juntos a partir de una elección de ellos y, por suerte, me siguieron eligiendo. Por otro lado, afortunadamente, yo también pude continuar eligiéndolos”.
“Me gusta la manera que Sebastián tiene de contar y de producir porque lo que él propone siempre es audaz y original”, subrayó.
La trama de “Un año…” gira alrededor del personaje de Peterson (Ana) que vive en un matrimonio infeliz con su marido Víctor (Rafael Ferro) y mantiene un romance clandestino con Dante (Gastón Pauls), pero el día que ella decide blanquear la situación, Víctor la descubrirá despidiéndose de su amante y todo desembocará en un hecho trágico.
Sin embargo, Ana despertará poco después muy desorientada y con la extraña sensación de que algo inusual ocurre. Así comprenderá que fue transportada al pasado y que el destino le dio una nueva oportunidad para encausar su existencia.
Ayudada por su amiga Mica (Eleonora Wexler) -única que conoce de este extraño viaje en el tiempo-, tendrá 12 meses para enmendar los errores que aún no cometió.
El programa que competirá mano a mano con “Los únicos” (El Trece) completa su elenco con Gonzalo Valenzuela, Osvaldo Santoro, Valentina Bassi, Roly Serrano, Florencia Raggi, Gastón Ricaud, María Abadi, Julieta Ortega, Eugenia Suárez y Campi.
“La trama es apasionante y da para imaginar un montón de cosas porque muestra cómo una pequeña cosa puede modificarlo todo”, sostuvo la artista nacida hace 36 años en Córdoba, formada por el teatrista Miguel Guerberof y protagonista del filme “El mural”, de Héctor Olivera, que se estrenó el año pasado.
En el mismo sentido, quien en teatro lució en títulos como "Chicas católicas", "¿Quién es Janet?" y "Corazon idiota", definió al ciclo como “una comedia romántica que tiene misterio”.
“El programa -abundó- es un lugar en el que entra y sale gente con mucha presencia de lo desconocido, lo sobrenatural y lo mágico que tienen que ver con el tiempo y con lo indeclinable que es el tiempo”.
Consultada sobre el rol que le tocó en la historia, comentó que “Ana tiene una segunda oportunidad, algo que a cualquier persona le gustaría tener".
La reconocida frase del italiano Vittorio Gassman sobre que “es un error de Dios no haber dado al hombre dos vidas: una para ensayar y la otra para actuar", le permitió a Carla ligar a la tira con la tarea del actor y dijo que “para nosotros el tiempo es totalmente distinto al de la otra gente”.
Figura de un 2011 donde la ficción recupera espacio central en la TV vernácula, Peterson destacó que “como actriz me pone muy contenta que haya tanta ficción, creo que se trata de algo mágico y particular que no sé si pasa en otros lugares del mundo”.
“A mí siempre me gustó la ficción que se hace en la televisión argentina -ponderó- porque siento que tenemos una manera muy original de hacerla”.
Tomando distancia de la locura que puede generar la medición de rating, aseguró que “no puedo pensar en competencia porque estamos haciendo nuestro trabajo y punto. Y lo único que lamento es que por ahí uno querría estar actuando con compañeros que están haciendo otros programas”.
Por último y enfrascada en el cuento que está por narrar a través de Telefé consignó que “la única manera de trabajar es con la camiseta puesta y convencida de lo que uno está haciendo. Y yo estoy muy contenta y sé que nos va a ir muy bien a lo largo de estos 150 capítulos”.

domingo, 6 de febrero de 2011

Carla Peterson:"Soy creativa, pero jamas me meteria a producir"

Enfrenta dos desafíos: en televisión vuelve junto a Gastón Pauls a Telefe y, en teatro, con Adrián Suar. Asegura que no se sobrecarga de trabajo por la separación de Amigorena. Acerca de su coprotagonista y galán en la tira habla bien y se excusa sobre sus problemas financieros.


Carla Peterson utiliza el mismo camarín en el que hasta hace poco menos de un año y medio descansaba entre escena y escena de Los exitosos Pells, su último protagónico televisivo. El mismo programa en el que conoció al actor Mike Amigorena, del que luego se enamoró y con quien convivió hasta poco tiempo atrás.

Se maneja con comodidad en ese espacio reducido de paredes naranjas y con decoración delicada. Algún peluche, alguna miniatura. Todo muy naif. “Estoy todo el día acá”, dice ella. “Es el efecto tira: son muchas horas de grabación con muchos libros, muchos capítulos”, suspira, y luego agrega: “Es una historia compleja”. Vamos a la historia, entonces.

Lo complejo, lo complicado y ‘Lost’
Un año para recordar iba a tener como pareja protagónica a Peterson con Leonardo Sbaraglia, quien al final desestimó la oferta porque le restaba tiempo para estar con su familia. No es novedoso que en una tira de Underground haya un reemplazo de protagónico a último momento: en Lalola la protagonista iba a ser Nancy Dupláa y terminó siendo Peterson, en Los exitosos Pells el protagónico femenino iba a ser para Erica Rivas pero terminó siendo, una vez más, para Peterson, y, ahora, el papel que iba a hacer Sbaraglia lo interpreta Gastón Pauls.

La trama de Un año para recordar parte de un puntapié inicial: una mujer tiene la posibilidad de volver a vivir el último año de su vida para intentar corregir los errores que cometió. No se adelanta cómo se produce el viaje en el tiempo, pero si el lector repara en las alitas que pueblan las fotos de Peterson en la nota y en las publicidades, podrá dilucidar sus sospechas. “Mi personaje viaja en el tiempo”, cuenta Peterson. “Primero, no puede creer que le esté pasando eso, y después se da cuenta de que tiene que volver a vivir las cosas y modificarlas, pero todo tiene consecuencias en el futuro.”

“La historia va y viene en el tiempo: todo transcurre en un año y va de atrás para adelante y de adelante para atrás todo el tiempo”, profundiza. “Se le muestra al público cómo fue lo que pasó, cómo es ahora y cómo se modifica: es una trama muy particular, hay muchos hilos que se entrecruzan. Esta manera particular de contar la historia hace que te preguntes qué va a pasar y por qué las cosas pasaron de una determinada forma.”

La primera comparación que se le ocurre al redactor es la serie Lost, donde se iba y venía en el tiempo. Peterson asiente como si entendiera la comparación, pero enseguida intenta aclarar las diferencias: “La tira no va a ser como Lost, porque en Lost el espectador estaba todo el tiempo tratando de entender qué era lo que pasaba. Acá se entiende lo que pasa”, dice, y se frena, piensa, sonríe. “Espero...”

Chica televisiva, con Beckett detrás
“La verdad que no extrañaba la tele”, confiesa Peterson. “No extrañaba estar todo el día acá, pero al volver a trabajar, al volver a este camarín me di cuenta de que estoy donde quería estar.”

Hay otra Peterson, una que hacía obras de Samuel Beckett en el teatro. “Eso quedó bastante atrás”, suspira, y dice como quien confiesa un sueño: “Ya vendrá otro momento de hacer Beckett.”

De ratings, actores y productores
Ese teatro quedó atrás, y lo que hoy la rodea es este camarín televisivo. El programa se estrena el 14 de febrero a las 21.30 por Telefe, y desde entonces arreciarán los números del rating. A Peterson no parece preocuparle demasiado el tema, ni tampoco la competencia con Los únicos, que irá en la misma franja horaria. Al fin y al cabo, en la vereda de enfrente estará su amiga Griselda Siciliani, con quien hasta hace poco hizo Corazón idiota. Son tan amigas que Peterson confiesa que le envía fotos a Siciliani de mujeres forzudas –su papel en Los únicos– que ve por la calle o en Internet, y que la mujer de Suar le responde con fotos de cajeras de supermercado –rol de Carla en Un año...–.

Dejado en un rincón el tema del rating, está la cuestión de los actores-productores. Pablo Echarri, que ahora hace a su modo una tira con El elegido. Gastón Pauls, su compañero, cuya productora terminó por quebrar. “Yo llevo ideas al teatro, no a la televisión”, dice ella con tono seguro. “Producir es muy complejo. Me gusta la parte creativa, podría formar parte de un equipo creativo, pero no producir. En relación a lo de Gastón, no sé mucho qué le pasó.”

Puede que no sepa qué le ocurrió a su coprotagonista en la realidad, pero hay una consecuencia empírica: las publicidades se hacen sólo con ella. Cuando se le pregunta si le incomoda tener que cargarse el programa al hombro –ya que los medios, al entrevistar a Pauls, le preguntarían más por su quiebra que por Un año para recordar–, ella responde: “Siempre me pongo los programas al hombro, desde el primer día, porque es la única manera que conozco de trabajar; yo no sé qué piensa la gente de Gastón.”

Los amores, bien gracias
Hay dos temas difíciles que el redactor, por educación, deja para el final. Uno es el estado de salud de su padre, que a principios del 2010 sufrió un ACV. Peterson es escueta al respecto, aunque firme: “Papá está bien. Está todo muy bien. Este año que no hice televisión lo acompañé muchísimo”.

El otro, claro, es el estado de su relación sentimental con Mike Amigorena. “No voy a hablar mucho de eso”, dice la actriz, “yo sé que es raro no hablar de esto, pero es así.” El redactor, que sabe que no puede regresar de la nota sin una respuesta al respecto, le comenta que Amigorena reconoció en público que ya no están juntos, pero que son buenos amigos. “A ver”, dice Peterson, “no es que me haya sobreocupado con televisión y teatro (ver recuadro) porque no estamos más juntos y no quiero pensar en eso.” Como la respuesta es a medias, el redactor pregunta si son buenos amigos como dijo él. Ella revuela los ojos y dice: “No estamos más juntos, pero está todo bien”.

“Haré ‘La guerra de los roses’ con Suar”
Un año para recordar es el primero de dos movimientos que devolverán a Carla Peterson al primer plano tras un año de relativa tranquilidad en lo que a trabajo se refiere. “Vuelvo al teatro con La guerra de los Roses junto a Adrián Suar.” Se trata, claro, de la pieza en la que se basó la película de Danny De Vito, con Kathleen Turner y Michael Douglas. “Vi la película varias veces”, reconoce, y agrega: “Espero que no me hagan lustrar la araña...”. Comienzan a ensayar en marzo y las funciones, avisa, van a ser de jueves a domingo, con dos funciones los sábados. Es decir, va a trabajar los siete días de la semana.

“Voy a hacer las dos cosas y un día no voy a volver”, sonríe. “Es un proyecto muy interesante.”

Cuando se le pregunta si el cuerpo le rendirá tamaña exigencia, dice: “Creo que estoy preparada físicamente para afrontar las dos cosas a la vez. Acá son muchas horas de grabación, más lo que va a ser el teatro... Nunca quise juntar cosas tan grandes como una tira diaria más una obra. Me presentaron los dos proyectos y no quise renunciar a ninguno. Los dos están buenos y los quiero hacer”.

Se trata, entonces, le dice PERFIL, de un regreso al teatro. “No, con La guerra de los Roses, así como va a ser, no es que vuelvo al teatro, sino que empiezo. Antes hacía teatro off con dos funciones a la semana, y después estuvo Corazón idiota, con Griselda Siciliani, donde hacíamos tres trasnoches en las que salíamos a las cuatro de la mañana y nos poníamos a baldear Corrientes (se ríe). La verdad, el horario era un espanto.”


Fuente: Diario Perfil